Guía completa para elegir su almohada

Muchas personas han sufrido trastornos del sueño durante varios años. En la mayoría de los casos, los problemas de ansiedad y el colchón están criminalizados. Sin embargo, la almohada también juega un papel en la calidad del sueño. Por lo tanto, es aconsejable darle gran importancia. En esta guía encontrará los consejos para comprar la almohada perfecta para usted.

Elija la almohada según el material

Antes de optar por un modelo de almohada, debe conocer los diferentes materiales utilizados para el llenado. Cada uno de ellos satisface una necesidad particular. Es por esta razón que es importante estar bien informado para tomar una decisión juiciosa.

Forma espuma viscoelástica

La almohada o almohada ergonómica para memoria está hecha de una espuma sintética llamada poliuretano. Este material permite que el cojín se adapte a la posición de su cuerpo como colchón de memoria de forma. Por lo tanto, es un modelo muy cómodo.

Ayuda a mantener la parte superior completa de su cuerpo en equilibrio. De hecho, le ahorra los posibles puntos de presión en el cuello y los hombros. Gracias a su formato estándar, este modelo se adapta a la gran mayoría de los adornos de cama. Además, el cojín ergonómico reanuda gradualmente su forma inicial después de su uso. También es muy fácil de mantener.

Puede lavarlo en una máquina a 60 ° C. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que esta almohada tiene un costo de compra bastante alto. Además, no permite la regulación de la sudoración. Por lo tanto, tendrá que limpiarlo regularmente durante el calor, o si suda mucho.

Lana

En general, la almohada de lana está compuesta de perlas o hojuelas de lana de oveja. Este modelo de almohada es apreciado por su capacidad de control de temperatura y su potencia antibacteriana. La lana es un material que absorbe y elimina la humedad. Por lo tanto, protege del frío y el calor mientras repele los ácaros.

También es una almohada fácil de mantener. La mayoría de los fabricantes recomiendan la limpieza en seco. Además, el cojín de lana es firme y maleable. Por lo tanto, proporciona un excelente soporte para el cuello. Algunos modelos tienen un grosor ajustable. Para que pueda adaptarlo a su morfología.

La almohada de lana, sin embargo, tiene algunos inconvenientes. La fibra de lana puede mantener un olor a oveja. Además, este tipo de almohada es a menudo más caro que otros modelos. Además, su firmeza puede no ser adecuada para todos.

Abajo

Las almohadas acolchadas con plumón a menudo son ligeras y tienen un buen control de temperatura. Mantienen el calor en invierno y se mantienen frescos en verano. Idealmente, debe favorecer los modelos con plumón de ganso, que es de mejor calidad que el pato.

Sin embargo, estos modelos de primos tienen una vida útil bastante limitada. Terminan aplastando o perdiendo. Si también está acostumbrado a sudar mucho por la noche, la humedad absorbida dañará su almohada. Este material solo puede tolerar muy poco la humedad. Es por eso que siempre tendrá que lavarse en seco, lo que a la larga puede costarle caro.

Elija la almohada según los hábitos

Elegir una almohada es personal porque depende de qué tan cómodo se sienta. Sin embargo, la posición que toma durante la noche es un criterio importante para adoptar el modelo correcto.

En la espalda

Si está acostumbrado a dormir boca arriba, debe favorecer un cojín firme. De esta manera, la almohada puede garantizar un mantenimiento óptimo de su cuello. Aún debe tener cuidado de que no sea demasiado difícil: podría ser incómodo y causar dolores de cabeza.

En el vientre

Si duerme boca abajo, se recomienda optar por una almohada suave y delgada. En esta posición, sus vértebras permanecen alineadas, por lo que necesita un cojín bajo para mantener su cabeza en la alineación natural de su columna vertebral. Por lo tanto, un modelo con plumón flexible o lana de entre 5 y 6 cm de espesor es más que suficiente.

En el costado

Si prefiere dormir de lado, piense en una almohada que no sea demasiado firme ni demasiado flexible. Debe ser capaz de abarcar su cabeza, orejas y cuello. También requiere que su grosor le permita llenar el ancho de sus hombros para permanecer en la extensión natural de su cuerpo.

Elija la almohada según el uso

En general, cuando eliges una almohada, solo piensas en dormir. Sin embargo, el soporte de una almohada cambia según su uso. Si desea adquirir una almohada solo para sus noches, es mejor elegir un modelo rectangular. Este último promueve el mantenimiento de la cabeza en relación con la columna vertebral.

Por otro lado, si planea usar la almohada para detenerse en su cama para leer o trabajar en una computadora, se recomienda el formulario cuadrado. Una almohada cuadrada sostiene la cabeza y la parte superior del cuerpo en la posición sentada.

Esto le permite evitar tener que deslizar otros cuatro cojines detrás de la espalda, lo que puede causar dolor lumbar. Por lo tanto, tendrá que preguntarse sobre sus expectativas antes de elegir la almohada que usará. Además, tenga en cuenta que tendrá que cambiar su cojín cada 3 años por razones de higiene.

Elige la almohada después de probarla

Finalmente, para determinar el modelo que realmente le conviene, debe probar su almohada. Esto le permite evaluar su comodidad en relación con sus criterios. También deberá asegurarse de que su cabeza sea empujada un tercio hacia el cojín para restaurar el espacio entre su cabeza y su colchón.

Así que piense en probar su almohada en tiendas especializadas. Estos ofrecen espacio para acostarse y probar el cojín. En el caso de una compra en línea, deberá favorecer los sitios que proponen devolver el artículo. Esto le garantiza que no se arrepentirá de su compra.

Por lo tanto, la almohada adecuada es la que cumple con sus criterios de comodidad y satisface sus necesidades de noches de sueño reparadoras.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *