Camas articuladas

Las camas articuladas están especialmente indicadas para pasar largo tiempo en la cama. Estas camas permiten variar la postura de descanso ya que poseen articulaciones especiales que facilitan la movilidad y adaptación del usuario para un mayor confort.

Aunque este tipo de colchón articulado es mayoritariamente utilizado por personas mayores está indicado para todas las edades. Para que se haga una idea del tipo de somier que estamos describiendo, son las camas utilizadas en los hospitales.

Los ancianos necesitan tener las piernas elevadas para mejorar la circulación y, para que la respiración fluya mejor, también es preferible que la parte superior de la cama esté ligeramente elevada. De esta forma, los ancianos tienen un buen descanso y sus dolores disminuyen.

Por otra parte, para una persona que le guste leer o ver la televisión cómodamente en la cama esta articulación del somier le puede venir muy bien para que la postura no perjudique la espalda.

Los colchones articulados adecuados para este tipo de somier son todos los que hay en el mercado (látex, espumación y viscoelástico) menos los de muelles, ya que no tienen suficiente flexibilidad.

La articulación de la cama puede ser de dos tipos, manual o eléctrica. Esta característica varía notablemente el precio del producto. Con la articulación manual es el propio durmiente el que tiene que adecuarse la posición del somier antes de acostarse, por el contrario, con la articulación eléctrica el durmiente puede variar la posición del somier una vez acostado mediante un mando con un cable conectado a un motor de baja tensión.

Su estructura es estable y sus láminas incorporan una suspensión para el acoplamiento. Actualmente existen somieres con unos diseños muy modernos y variados.

Es una forma de personalizar el descanso para que el confort sea máximo.
somier-natura-negro-articulados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *