Bonificaciones móviles 2021: ¡todavía tienes tiempo!

LOS bonificaciones relacionadas con trabajos de diferente naturaleza relacionados con la vivienda son muchas: 110% en obra de edificación y rehabilitación de fachadas, medidas de seguridad en caso de terremotos … también hubo una facilidad para la compra de muebles y electrodomésticos, dirigida sobre todo a mejorar la eco-sostenibilidad y la eficiencia energética en nuestros hogares.

Este bono consta de uno 50% de deducción del impuesto sobre la renta de las personas físicas para la compra de muebles y grandes electrodomésticos cuyo clase energética no es menor que A + (excepto hornos y lavadoras-secadoras, que tienen la categoría A como mínimo) que están destinados a amueblar un edificio en proceso de renovación.

Fue ascendido por incentivar el gasto de los ciudadanos destinados a la compra de bienes y servicios, tras la severa crisis económica provocada por la pandemia.

¿Cuáles son los elementos que lo componen?

En resumen todos los muebles nuevos: armarios, cómodas, librerías, escritorios, mesas, mesitas de noche, sofás, sillones, colchones, aparadores, camas … ¡pero no solo!

Como se mencionó anteriormente, el Electrodomésticos que ahorran energía (> A +) incluyendo: frigoríficos, congeladores, ventiladores, aires acondicionados, hornos microondas, cocinas, placas de inducción …

El techo de gasto deducible máximo Y 16.000 euros, que se reconocen incluso si el mobiliario está destinado a un entorno diferente al renovado, pero aún en el mismo edificio, o incluso si las obras se refieren a una pertinencia del mismo (bodega, buhardilla, plaza de aparcamiento …).

Por esta compensación aunque la transferencia de crédito no se puede utilizar, al igual que no se puede acceder a través de un descuento en la factura.

Esta deducción no Y vinculado al ISEE, por lo tanto se puede solicitar independientemente de la renta anual, y se obtiene indicando los gastos incurridos con este fin en el declaración de impuestos.

El bono es solo para el contribuyente que se beneficia de la deducción por los costos de recuperación del parque inmobiliario.

Para conseguirlo, se requiere pago de los activos involucrados en modo rastreable, o mediante transferencia bancaria o tarjeta de débito o crédito.

Los pagos en efectivo, mediante cheque u otros métodos no se consideran válidos a los efectos de obtener la deducción.

Este último luego será devuelto en diez cuotas anuales del mismo monto a quienes tienen derecho a ello.

Las compras realizadas en 2020 también se pueden incluir en esta desgravación fiscal, pero solo siempre que yo las renovaciones no tienen una fecha de inicio anterior al 1 de enero de 2019.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *