5 factores de un buen colchón

Las habitaciones están hechas para un propósito específico: facilitar el sueño y el descanso. El ambiente de una habitación debe ser lo suficientemente favorable para un sueño nocturno adecuado y saludable. Para asegurarse de dormir bien todas las noches, debe mantener el ambiente en el que duerme seguro, cómodo y acogedor. Aunque muchas personas no prestan mucha atención a sus colchones, es, de hecho, un equipo esencial para dormir en su habitación que puede influir mucho en su vida diaria. Para convencerse, eche un vistazo a algunos de los beneficios de tener un buen colchón para dormir.

1). Obtenga un sueño nocturno adecuado y de calidad

En la parte superior de esta lista está la ventaja clave de tener un buen colchón para dormir, descansar o tomar una siesta cada vez. Dependiendo del tipo de colchón que tenga, pueden ofrecer alivio de presión, respaldo o ambos, haciéndole sentir que está en el séptimo cielo.

Un buen colchón debe soportar su sueño y no arruinarlo. Si se siente incómodo todas las noches, tiene dificultades para dormir o se despierta con dolor muscular, esto podría ser una señal de que es hora de comprar un colchón nuevo.

2). Promover la buena forma y la postura

Las personas duermen en diferentes posiciones y pueden ni siquiera ser conscientes de ello. Al tener no solo un buen colchón, sino también el correcto, puede mantener o mejorar su forma y postura. Si tiene una posición constante para dormir todas las noches, debe tener el colchón adecuado que promueva la forma y la postura correctas.

Por ejemplo, las personas que duermen de lado son más propensas al dolor de espalda porque su posición de sueño fetal ejerce presión sobre la espalda y el cuello. También puede ejercer presión sobre los brazos y los hombros, ya que se presionará sobre el colchón, lo que limita el flujo sanguíneo. Si tiende a dormir en el lado derecho, esta posición también puede agregar estrés a sus órganos. Afortunadamente, los colchones de espuma viscoelástica tienen traviesas laterales cubiertas. La reactividad del material puede mantener la alineación de la columna vertebral y proporcionar un colchón en los puntos de presión.

Sin embargo, si opta por otros tipos de colchones que no son adecuados para el sueño lateral, las articulaciones y la columna pueden verse comprometidas. Por lo tanto, tenga en cuenta la ubicación donde duerme al elegir un colchón .

3. Aproveche al máximo su compra

Los precios de los colchones en el mercado actual no son una broma. Las opciones de colchón baratas también son bastante difíciles de ahorrar, especialmente si se hace cargo de más gastos domésticos y personales. Por lo tanto, tener un buen colchón es una compra de por vida. Dado que los colchones de alta calidad duran unos diez años, especialmente cuando están bien guardados, puede aprovechar al máximo su compra.

4). Desarrolle una inclinación a su sueño

Desafortunadamente, a algunas personas no les gusta dormir por muchas razones personales, que pueden incluir un colchón malo. Además, algunas personas están demasiado concentradas en el trabajo, en la escuela y en otras actividades que olvidan dormir. Con un buen colchón, finalmente podría volver al punto de partida con el sueño! Si usted es una persona que no se siente satisfecha después de una noche de sueño, el culpable podría ser su colchón. Además, cuidar un ambiente acogedor para dormir puede alentarlo a dormir más.

No olvides darte una noche de sueño perfecto. Consulte algunos consejos para que su habitación sea adecuada para dormir

  • Reduzca el ruido y las distracciones en el entorno
  • Mantenga la habitación fresca, idealmente a 18.3 ° C
  • Mantenga todos los dispositivos electrónicos fuera de alcance
  • Minimice la huella visual
  • Use colores más suaves y cálidos en su habitación

5. Mantenga su salud mental y emocional bajo control

Tener un colchón pobre realmente puede arruinar el sueño. Al principio, esto solo puede conducir a noches de insomnio, pero dormir en un colchón pobre todas las noches puede provocar la falta de sueño. Se sabe que la falta de sueño está relacionada con varias consecuencias a corto y largo plazo y puede afectar su salud mental y emocional.

Estos son algunos de los efectos más comunes del sueño pobre e inadecuado en la salud mental y emocional

  • Falta de agudeza y conciencia.
  • Causa aturdimiento diurno y bostezos frecuentes.
  • Promueve cambios de humor e irritabilidad.
  • Exacerba las condiciones mentales, incluida la ansiedad, la depresión, el trastorno bipolar y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).
  • Induce un mal funcionamiento cognitivo y rendimiento.

Al dormir en un buen colchón, sus posibilidades de disfrutar de un sueño saludable aumentan y será menos probable que experimente estas consecuencias para la salud mencionadas anteriormente. Sin embargo, tenga en cuenta que una buena cama no será suficiente para dormir lo mejor posible, lo que lo llevará al siguiente punto.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba