Espasmo muscular del cuello: causas y remedios

El espasmo muscular en el cuello ocurre cuando los músculos del cuello se tensan repentinamente, involuntariamente. El cuello se vuelve doloroso y rígido, lo que probablemente compromete la capacidad de girar la cabeza. Un movimiento incómodo del cuello o una tensión muscular relacionada con el estrés es a menudo lo que desencadena un espasmo en el cuello. Aquí hay una guía rápida para aliviar el dolor.

Estira tus músculos

Intenta relajar los músculos del cuello en contracción. El estiramiento puede ser un método efectivo para aflojar y suavizar los músculos, que se tensan y bloquean durante un espasmo. Realice un alargamiento que alargue los músculos laterales del cuello. Una forma de hacerlo es mantener los hombros en su lugar e inclinar la oreja hacia el hombro hasta que sienta un estiramiento en el costado del cuello. Si cierto movimiento causa más dolor, deténgalo e intente suavemente un movimiento diferente.

La masoterapia también puede ayudarlo a relajarse, lo que puede calmar sus músculos tensos y aliviar el dolor del espasmo del cuello. Una ligera presión ejercida sobre los puntos rígidos y sensibles del cuello puede liberar la tensión de los músculos contraídos, proporcionando alivio y restaurando el rango de movimiento alrededor del cuello.

Terapia fría / caliente

La terapia del frío puede reducir la inflamación local, lo que puede ayudar a aliviar el dolor del espasmo del cuello. Llene una bolsa de plástico con hielo y agua y envuélvala en una toalla delgada, luego presiónela contra el área dolorosa del cuello.

También puede encontrar alivio a través de la terapia térmica. Aplique una botella de agua caliente en el área tierna del cuello. Si lo prefiere, quédese en la ducha con un ligero chorro de agua caliente que golpea su cuello. El calor puede aumentar el flujo sanguíneo en el área afectada, relajar los músculos y calmar el dolor. Al aplicar hielo o calor, limite las aplicaciones a aproximadamente 15 minutos cada 2 horas para reducir el riesgo de daño en la piel.

La mayoría de los espasmos del cuello ocurren debido a la fatiga muscular repentina y deben resolverse dentro de una semana. El dolor que persiste o empeora puede indicar un problema espinal subyacente, como la osteoartritis o la hernia de disco. Para cualquier dolor de cuello inexplicable que no comience a sentirse mejor dentro de una semana más o menos, visite a su médico. Si el dolor de cuello se acompaña de dolor de cabeza intenso, mareos, náuseas, entumecimiento / debilidad de los brazos u otros síntomas perturbadores, busque atención médica de inmediato.

Cojín cervical

Su espasmo en el cuello puede indicar que su cuello se ha movido de una manera que no debería, y sus músculos tensos probablemente necesiten descansar. Una forma de relajarse es recostarse boca arriba con una almohada cervical debajo de la cabeza y una almohada debajo de las rodillas. Toca música relajante o un podcast para pasar el tiempo mientras te relajas. Pruebe nuestra almohada cervical de Lisboa con aloe vera en espuma viscoelástica. La almohada de aloe vera de Lisboa está hecha completamente de espuma viscoelástica de alta calidad, tiene un perfil ondulado, de esta manera, puede acomodar y soportar mejor el peso de la cabeza de aquellos que sufren problemas molestos relacionados con el área cervical, de hecho, su perfil particular fue concebido en colaboración con los mejores académicos y especialistas para brindar el apoyo correcto y el mejor apoyo a todos los que lo necesitan, permitiendo una disposición correcta de las vértebras cervicales. Está inspirado en el calor corporal, pero mantiene su forma con el tiempo y está enriquecido con la esencia de Aloe Vera para ofrecer todos los beneficios posibles a nuestro descanso.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba